MOTIVACIÓN!!

Estándar

Cuando se tiene un motivo lo suficientemente poderoso, las cosas comienzan a suceder.

La esencia de la motivación, está en la propia palabra. La Motivación No Es Más Que

Tener Un Motivo Para Tomar Acción. Eso es todo. Cuando se tiene un motivo lo suficientemente poderoso, las cosas comienzan a suceder.

La motivación no es solamente una fuerza invisible que te insta a hacer lo que sea que se requiera para ser exitoso. Se trata de una “RUTA” en nuestra vida que tenemos que revisar a menudo. El éxito no es solamente, algo que se consigue y luego se va al menos, eso no pasa con el verdadero éxito.

RECUERDA:
El éxito entonces, puede ser definido como un proceso paulatino que necesita renovarse cada tanto y No descuidarnos.

La imagen puede contener: 1 persona, texto

Temas clave a considerar en la gestión de pasivos en América Latina

Estándar

Por Lizzette Lara.

Las empresas latinoamericanas tendrán más de 144 mil millones de dólares en deuda con vencimiento en los próximos dos años, de los cuales 57% está denominado en monedas del G10, lo cual significa que alrededor de 250 compañías en América Latina propondrán refinanciar más de 500 millones de dólares en promedio. ¿Cuáles son las tendencias en los mercados de deuda que una empresa deberá considerar hacia adelante?

A lo largo de los últimos seis años, los bancos internacionales han asesorado activamente la administración de pasivos de las compañías latinoamericanas. Como resultado de esto, los Corporativos no sólo han tenido la capacidad de reestructurar su perfil de endeudamiento, sino además han podido emitir deuda con menores rendimientos y a mayores plazos.

ACCEDA A NUESTRO REPORTE EXCLUSIVO SOBRE TESORERÍA CORPORATIVA

De 2012 a 2016 la proporción de emisiones internacionales vs emisiones locales en América Latina ha permanecido relativamente estable. Como se muestra en la gráfica de abajo el tamaño y la importancia de los mercados de deuda en Brasil es considerable, especialmente en el periodo en que el fondeo internacional no era una opción para los emisores brasileños (2014-2015).

Para el resto de los países latinoamericanos, el financiamiento en USD tuvo una dislocación en 2016 debido a la depreciación de las divisas y la incertidumbre política, particularmente en Brasil, Perú y Colombia. Los activos de renta fija en mercados emergentes operaron al mayor nivel de descuento respecto a mercados desarrollados, durante 2014–15.

La diversificación en las emisiones, no sólo se ha visto en la diversidad del fondeo, sino también en la composición del cupón. Dada la mayor probabilidad de alza en las tasas de interés estadounidenses, los inversionistas también están incrementando la demanda por instrumentos de tasas flotantes, variables o con cupones ajustables, como se muestra en la gráfica de abajo.

Durante este periodo la actividad principal ha sido enfocada en la gestión de pasivos. Las entidades soberanas de América Latina se enfocaron en crear una curva de referencia sólida, diversificar la mezcla de divisas de fondeo, así como extender su duración asegurándose de no caer en la mira de las agencias calificadoras. Como referencia podemos encontrar las emisiones de bonos en euros con vencimiento a 2030 para Perú, 10 años para Colombia, así como 6 y 15 años para México.

Un año para recordar

Sin duda alguna, 2016 será recordado como uno de los años de mayores retos en el universo de los mercados de deuda. El año comenzó con uno de los disturbios de mayor volatilidad accionaria después de que el Índice bursátil de Shanghai perdió 38% (luego de haber alcanzado el punto máximo en junio de 2015), habiendo tenido la peor caída en dos décadas. A mitad de año los inversionistas se conmocionaron por los resultados del referéndum sobre la Unión Europea que dieron lugar al Brexit y la consecuente caída de 20% de la libra esterlina, la cual se convirtió en la moneda con el peor desempeño a octubre del año pasado. La volatilidad en el mercado alcanzó su punto máximo después de los resultados de las elecciones en Estados Unidos, para finalizar el año con un alza en las tasas de interés de la Reserva Federal, el movimiento pospuesto y más esperado por el mercado.

En términos generales, durante 2016 las emisoras de América Latina, excepto Brasil, permanecieron activas en los mercados internacionales impulsadas por dos factores principales: el refinanciamiento en anticipación al incremento en las tasas de interés de Estados Unidos, así como la capitalización ante posibles riesgos derivados del resultado en las elecciones en Estados Unidos; para referencia más de 65% del financiamiento obtenido durante 2016 se obtuvo en el segundo semestre del año.

Con excepción de Pemex y PDVSA, 2016 tuvo una caída significativa tanto en el volumen de emisión corporativa, como en el número de emisores participantes en el mercado. La depreciación del peso mexicano ante el dólar no sólo desalentó la participación de las emisoras mexicanas tradicionales en los mercados, sino que generó una dislocación en la referencia relativamente estable del Swap Divisas TIIE -LIBOR, como se puede apreciar en la gráfica siguiente.

Durante 2016 destaca en particular el exitoso regreso de la República de Argentina a los mercados, colocando más de 16.5 mil millones de dólares en los mercados, ejecutando la mayor colocación internacional jamás realizada por un emisor de mercados emergentes, la cual confirmó el retorno sobre el apetito de riesgo de los inversionistas.

Los participantes más activos y recurrentes en el mercado de deuda durante 2016 fueron los bancos e instituciones financieras las cuales se enfrentaban a nuevas regulaciones que les forzaba incrementar sus requerimientos de capital. El sector energético se destacó por los fondos obtenidos, destacando en particular entidades como Petróleos Mexicanos que ejecutaron el ejercicio más activo de gestión de pasivos obteniendo financiamiento a lo largo de toda su curva de referencia, obteniendo fondos en USD, JPY, EUR, CHF y MXN.

Perspectivas para 2017

Durante el primer trimestre de 2017 hemos visto una alza sorpresiva en todos los activos, las acciones y monedas latinoamericanas han sido las más beneficiadas. Mientras que los bonos latinoamericanos han estado determinados por la tasa de política monetaria de los bancos centrales, el apetito de crédito de los inversionistas y las expectativas de inflación, los activos de renta fija también se han recuperado en promedio 60 puntos base desde que el nuevo gobierno de Estados Unidos asumió el poder.

En términos generales, las perspectivas económicas globales han mejorado; ha habido una recuperación en los márgenes crediticios tanto en activos con grado de inversión, así como en los activo de alto riesgo, sin embargo los inversionistas siguen mostrándose cautelosos y selectivos.

Durante el primer trimestre del 2017, más de 150 emisoras latinoamericanas han podido regresar a los mercados internacionales de deuda, obteniendo principalmente financiamiento a corto plazo. Alrededor del 82% de estas emisoras ha colocado deuda por plazos menores a 5 años, 10% de ellas, como entidades financieras y otros emisores recurrentes lograron fondearse a plazos de 7 a 10 años y únicamente el 4% logro fondearse fondos a plazos superiores entre 15 a 30 años.

Las agencias calificadoras permanecerán atentas a la región, en particular sobre aquellos países con grandes déficits fiscales y cuya balanza comercial pueda tener un deterioro significativo derivado de mayores políticas proteccionistas.

La agenda política para 2017 y 2018 podría ensombrecer el panorama para México, Argentina, Colombia y Brasil. El gobierno de México podría ser la entidad con el mejor perfil de endeudamiento al tener sólo un bono en euros que vence en octubre de 2017. Brasil podría proponerse regresar a los mercados y aprovechar su recuperación crediticia, mientras que Perú en su etapa post-electoral podría aprovechar levantar los fondos necesarios para los proyectos de infraestructura propuestos durante la campaña política.

Dada la perspectiva en los mercados de otros dos incrementos en las tasas de interés de Estados Unidos y la expectativa de una inflación moderada en este país, las emisoras latinoamericanas podrían continuar aprovechando activamente los mercados internacionales.

Los diferenciales en las tasas de interés generados por el endurecimiento en las políticas monetarias implementadas en la región desde 2015 podrían evitar mayores depreciaciones de divisas. Por lo tanto, la recuperación y estabilidad relativa de las monedas latinoamericanas podría propiciar la implementación de una activa política de cobertura cambiaria a un plazo más largo.

CLIMA LABORAL

Estándar

 

AV Consultores

Junio 10
>CLIMA LABORAL

LA IMPORTANCIA DE ESCUCHAR AL CLIENTE INTERNO

Cada vez más empresas pyme evalúan el clima laboral a través de encuestas de opinión que buscan identificar el nivel de satisfacción y motivación de sus empleados.

El mal clima que viven algunas personas en sus trabajos se evidencia en frases como: “voy al laburo sin ganas”,  “mi jefe no sabe liderar”, “me pagan menos que en otras empresas del sector”, “las condiciones edilicias son pésimas”.

Es posible que estas afirmaciones sean ciertas pero cómo saberlo antes que sea demasiado tarde. El mal clima afecta el desempeño, repercute en la productividad y, lo que es aún más grave en una empresa pyme, dificulta la retención de colaboradores clave.

Escuchar lo que el cliente interno opina es responsabilidad del empresario pyme y la mejor forma de saberlo es preguntando a los empleados través de una herramienta formal de diagnóstico: la Encuesta de Clima Laboral.

Lo que se busca con la encuesta de clima laboral es tener un panorama completo y por áreas de lo que perciben, sienten y piensan los empleados,  para luego introducir acciones de mejora que generen beneficios para la empresa.

Lograr un buen clima es esencial, no se trata sólo de pagar bien sino de crear las condiciones para que el empleado se sienta respetado, valorado, con líderes que promuevan el desarrollo profesional y en un ámbito que favorezca el equilibrio entre lo laboral y lo personal.

Al implementar una encuesta de clima laboral hay tres elementos que son fundamentales. En primer lugar, la confidencialidad en el manejo de la información. Por eso,  es importante la contratación de una consultora externa que garantice este anonimato con profesionales capacitados para hacer un relevamiento a medida.

Luego, el feed-back de los resultados. Independientemente de las conclusiones que arroje esta poderosa herramienta para la toma de decisiones,  es importante comunicar los resultados a todos los empleados de la empresa.  Si no se comparten los resultados, la empresa perderá credibilidad y la participación será mucho menor en futuras implementaciones. En el diseño de esta comunicación es ideal contar también con la colaboración de especialistas.

Y finalmente, el plan de acción. Una vez que se tiene un panorama de lo que pasa, hay que encarar el proceso de hacer los cambios correctos. Si la empresa no está decidida a hacer un cambio, sobre un tema en particular, es mejor descartarlo de la encuesta.

La encuesta de clima es una herramienta de escucha que permite construir indicadores y medir la sensación térmica que se vive en la empresa. El buen clima laboral es tarea del empresario pyme y debe ocupar el primer lugar en su lista de actividades.

Autora: Lic. Paula Pekers

La evolución del tesorero corporativo

Estándar

BLOOMBERG 6 DE JUNIO, 2017

La función del tesorero corporativo ha cambiado mucho en los últimos años. Anteriormente restringida a la mera administración de efectivo y riesgos, sobre todo en relación con tasas de interés y divisas, tal función se ha transformado en algo mucho más amplio debido a los cambios regulatorios y a la rapidez y volatilidad de los negocios internacionales en la actualidad.

Hoy en día, el tesorero corporativo participa más en la toma de decisiones estratégicas y, con frecuencia, tiene voz y voto. Pero con ese mayor sentido de pertenencia, llega una larga lista de nuevas responsabilidades que recaen en hombros del tesorero.

Como las plataformas complejas, los riesgos y las regulaciones son cosa común, los tesoreros corporativos han presenciado un incremento de las exigencias y las expectativas, por lo que están asumiendo cada vez más responsabilidades empresariales de toda índole.

¿Qué tanto han tenido que cambiar para que puedan tener voz y voto y cómo será su función en el futuro?

ACCEDA A NUESTRO REPORTE EXCLUSIVO SOBRE TESORERÍA CORPORATIVA

Cambios regulatorios y mercados volátiles ¿la nueva normalidad?

Las modificaciones recientes a la regulación — entre ellas, Basilea III, la ley Dodd-Frank, ISO 20022 y la sección 385 del IRS—han creado un entorno nuevo y más complejo en el que los tesoreros corporativos asumen más costos y responsabilidades, sobre todo en comparación con los bancos, que siempre habían dirigido la orquesta en este sentido. Lo anterior se debe a que las regulaciones están cada vez más orientadas a despojar a los bancos de ciertas responsabilidades (y tenencia de activos), en un esfuerzo por impedir futuras crisis de la banca y de la economía en general.

Si a esto agregamos la volatilidad de los mercados en últimas fechas, es fácil ver el papel más complicado y difícil del tesorero corporativo.

Las regulaciones recientes han creado un mundo donde las ventas y reestructuraciones de bancos han reducido su planilla sustancialmente. Mientras que las compañías solían echar mano de los bancos con suficiente personal para ver satisfechas necesidades distintas de las operaciones de compraventa, éstas ahora son más o menos lo único a lo que pueden aspirar. Un buen ejemplo de las implicaciones de este cambio se observa en el análisis de coberturas previo a la operación, antes una labor típica de los bancos que ahora debe realizarse internamente. Por lo anterior, el tiempo necesario para dirigir adecuadamente a un equipo corporativo de tesoreros se ha prolongado.

Las regulaciones actuales también estipulan que las compañías no pueden compensar a los bancos por sus esfuerzos. Mientras que lo acostumbrado era que las operaciones se realizaran “al mejor precio y lo más rápidamente posible” como compensación por la labor de asesoría, esto ya no es así.

Por lo anterior, ahora es un reto que las compañías pidan a su banco que les proporcionen análisis e información detallada del mercado: el precio es mucho más alto y obtienen menos valor.

Tras la ley Dodd-Frank, la transparencia del mercado ha aumentado sustancialmente y causado grandes cambios en la relación banco/empresa. Ahora, el tesorero corporativo puede tener acceso a la misma información sobre precios de mercado que los bancos, lo que antes era inconcebible. Además, los tesoreros ya pueden conocer los detalles de la operación, mientras que antes sólo estaban disponibles para los bancos. No hay duda de que las compañías realmente se han beneficiado de esta mayor transparencia en el mercado, gracias a menores diferenciales en las operaciones y acceso a más información sobre liquidez. Sin embargo, acrecienta la ya larga lista de responsabilidades de la tesorería corporativa porque las empresas están teniendo que realizar funciones que antes desempeñaban los bancos.

Con respecto al crédito, el mayor cambio se ha debido a Basilea III. El apetito de los bancos por el financiamiento — y su capacidad para proporcionarlo tan abundantemente como antes — han menguado mucho en los últimos años. Por esta circunstancia, junto con la complejidad creciente de la tesorería corporativa y un mayor número de herramientas tecnológicas, los tesoreros corporativos ahora realizan análisis de monitoreo del crédito, una labor que antes estaba reservada para el departamento de crédito de los bancos. Ahora los tesoreros corporativos pueden calcular el riesgo de crédito propio y de la contraparte, y tomarlos en cuenta a la hora de elegir con quién realizar una operación.

Los factores externos, como la gran volatilidad de las divisas y de los demás mercados en general, no hacen más que agregar presiones al tesorero corporativo. Como las prioridades de la tesorería son la liquidez, la eficiencia y la contraloría, este departamento realmente ha vivido la automatización como subproducto de la estandarización y la centralización, lo que en última instancia le ahorra al tesorero – y a la compañía — tiempo y dinero. Ahora que se pide a los tesoreros realizar análisis más profundos y supervisar la administración del efectivo y de los riesgos, la tecnología les está ayudando a adaptarse a todas estas presiones regulatorias y externas.

¿Y ahora qué sigue?

Aunque no podemos ver el futuro, todo apunta a que el tesorero corporativo del mañana tendrá más responsabilidades y manejará más costos. Como muestra de lo anterior están las comisiones que pronto empezarán a cobrar los bancos por el análisis de cualquier categoría de activos, debido a las reglas de disociación de actividades que están aplicándose como parte de la directiva MiFID II. El efecto en los tesoreros corporativos será que tendrán que pagarlas — lo que aumenta los costos – o realizar el análisis ellos mismos.

Un buen análisis realizado internamente es una opción realista sólo para los grandes corporativos que cuentan con departamentos de economistas, pero ¿y la gran mayoría de los otros departamentos de tesorería corporativos? Una combinación cuidadosa de tecnología e inteligencia humana puede ayudar a las empresas a permanecer a la vanguardia conforme evoluciona la función del tesorero corporativo.