¿Cuáles son los procedimientos de valoración del riesgo en la planeación de la auditoría de estados financieros?

Estándar


Con la información recopilada sobre la entidad, el auditor está en posición de diseñar los procedimientos de valoración del riesgo. Estos procedimientos de valoración del riesgo se diseñarán para obtener y documentar un entendimiento de la entidad y su entorno, incluyendo el control interno. Los tres procedimientos de valoración del riesgo de incorrección material son las investigaciones con la Dirección, los procedimientos analíticos y la observación e inspección.

Cada uno de los tres procedimientos de valoración del riesgo debe ejecutarse durante la realización de la auditoría. Los hallazgos resultantes de realizar estos procedimientos analíticos sobre los resultados de operaciones preliminares pueden generar algunas preguntas para la dirección. Posteriormente, la información recabada a partir de estas preguntas puede originar que el auditor inspeccione ciertos documentos y observe algunas actividades concretas.

A continuación se explica la naturaliza y el uso de los tres procedimientos de valoración del riesgo de incorrección material: investigaciones con la Dirección, procedimientos analíticos y observación e inspección.

Investigaciones con la Dirección

De acuerdo a la NIA 240.17 el auditor debe realizar indagaciones con la dirección respecto a:

  1. “La valoración realizada por la dirección del riesgo de que los estados financieros puedan contener incorrecciones materiales debidas a fraude, incluidas la naturaleza, la extensión y la frecuencia de dichas valoraciones”;
  2. “El proceso seguido por la dirección para identificar y dar respuesta a los riesgos de fraude en la entidad, incluido cualquier riesgo de fraude específico que la dirección haya identificado o sobre el que haya sido informada, o los tipos de transacciones, saldos contables o información a revelar con respecto a los que sea posible que exista riesgo de fraude”

Las indagaciones consisten principalmente en preguntas y entrevistas. Aunque por lo general, la mayor parte de la información de las indagaciones se obtiene de la dirección y de los encargados de la información financiera, otras fuentes como los responsables del gobierno de la entidad, el personal de ventas y los empleados clave en nómina y contabilidad pueden aportar datos valiosos y nuevas perspectivas. Por ejemplo, algunos de los temas que se pueden abordar en las indagaciones con empleados clave son:

  • Tendencias empresariales y hechos inusuales.
  • La iniciación, procesamiento, o registro de transacciones complejas o
  • El grado de la elusión por la dirección (es decir, ¿se ha pedido alguna vez a estos empleados que eludan los controles internos?).
  • Lo adecuado de las políticas contables utilizadas.

Si durante las indagaciones descubre evidencias de un posible fraude que involucre a la alta dirección o a los responsables del gobierno de la entidad, consulte inmediatamente a la firma de auditoría y obtenga asesoría legal sobre cómo proceder. La información obtenida debe permanecer confidencial para asegurar que se cumplan los requerimientos de privacidad y confidencialidad. Así mismo, puede consultar el código de ética para requerimientos y orientaciones adicionales.

Procedimientos analíticos

Los procedimientos analíticos que se usan para valorar el riesgo, y ayudan a identificar eventos que tienen implicaciones para los estados financieros y la auditoría. Algunos ejemplos son las transacciones o hechos inusuales, importes, ratios y tendencias.

La mayoría de los procedimientos analíticos no son muy detallados ni complejos. A menudo usan datos agregados a un alto nivel, lo que significa que los resultados pueden dar solo una indicación inicial general sobre si pudiera existir una incorrección material.

Los cuatro tipos de procedimientos analíticos que debe realizar el auditor son: la comparación de los datos del cliente y la industria, la comparación de los datos del cliente con datos similares del periodo anterior, la comparación de los datos del cliente con los resultados esperados determinados por el cliente y la comparación de los datos del cliente con los resultados esperados determinados para el auditor (ver: Cómo realizar la planeación de la auditoría de información financiera: procedimientos analíticos)

Para realizar los procedimientos analíticos se deben seguir los siguientes pasos

  1. Identificar relaciones en la información como por ejemplo los estados financieros de periodos previos comparables, los presupuestos, los pronósticos y las extrapolaciones de datos intermedios o anuales, la información del sector en que opera la entidad y las condiciones económicas actuales.
  2. Comparar las expectativas con importes registrados o ratios calculados con importes registrados.
  3. Evaluar los resultados. Cuando se encuentren relaciones inusuales o inesperadas, considerar los riesgos potenciales de incorrección material.

Los resultados de estos procedimientos junto con otra información adicional reunida aportan elementos para identificar los riesgos de incorrección material relacionados con afirmaciones implícitas en partidas significativas de los estados financieros. También, estos resultados contribuyen a determinar el diseño, momento de realización y extensión de los procedimientos de auditoría posteriores.

Observación e inspección

La observación e inspección sustentan las investigaciones hechas ante la dirección y otros, y proporcionan información adicional sobre la entidad y su entorno.

El auditor debe observar:

  • Cómo opera y cómo está organizada la entidad.
  • Ubicaciones e instalaciones de la entidad.
  • Estilo operativo de la dirección y actitud hacia el control interno.
  • Procedimientos de control interno.
  • Cumplimiento de políticas claves.

El auditor debe inspeccionar documentos como:

  • Planes de negocios, estrategias y propuestas.
  • Estudios del sector y reportajes de los medios sobre la entidad.
  • Principales contactos y compromisos.
  • Normativa y correspondencia con los reguladores.
  • Correspondencia con abogados, banqueros y otras partes interesadas.
  • Políticas y registros contables.
  • Manuales de control interno.
  • Informes preparados por la dirección (tales como datos sobre resultados y
    estados financieros intermedios).
  • Otros informes, como por ejemplo actas de reuniones de los responsables del gobierno de la entidad, informes de consultores.

Referencias

  • IFAC. Norma Internacional de auditoría NIA 240

Equipo Auditool

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s