Valoración del riesgo en la planeación de la auditoría de estados financieros

Estándar
Escrito en 02 Junio 2017.

Conceptos básicos de las NIA

Tal como lo señala la NIA 315.3, “el objetivo del auditor es identificar y valorar los riesgos de incorrección material, debida a fraude o error, tanto en los estados financieros como en las afirmaciones, mediante el conocimiento de la entidad y de su entorno, incluido su control interno”. Además, la NIA 240.10 señala que el auditor debe “obtener evidencia de auditoría suficiente y adecuada con respecto a los riesgos valorados de incorrección material debida a fraude” y responder adecuadamente a ellos.

Por otra parte, de conformidad con la NIA 240.12, “el auditor mantendrá una actitud de escepticismo profesional durante toda la auditoría, reconociendo que, a pesar de su experiencia previa sobre la honestidad e integridad de la Dirección y de los responsables del gobierno de la entidad, es posible que exista una incorrección material debida a fraude”.

El objetivo de la fase de valoración del riesgo en la planeación de la auditoría es identificar las fuentes de riesgo y luego evaluar si estas pueden haber ocasionado una incorrección material en los estados financieros. Para lograrlo, el auditor necesita conocer a profundidad el negocio del cliente, la industria a la que pertenece y el entorno empresarial; pues sin un sólido entendimiento de la entidad, el auditor puede pasar por alto factores de riesgo relevantes.

A pesar de que la mayoría de los riesgos que enfrentan los auditores son difíciles de medir, responder a estos riesgos de forma adecuada es fundamental para obtener una auditoría de alta calidad. Para llevar a cabo la valoración del riesgo es necesario tener claros los siguientes conceptos básicos definidos por las Normas Internacionales de Auditoría:

Riesgo de incorrección material (NIA 220.13): es el riesgo de que los estados financieros contengan incorrecciones materiales antes de la realización de la auditoría.

Riesgo inherente: es la susceptibilidad de que una afirmación, sobre un tipo de transacción, saldo contable u otra revelación de información a una incorrección, contenga errores y sea material, ya sea individualmente o de forma agregada con otras incorrecciones, antes de tener en cuenta los posibles controles correspondientes.

Riesgo de control: es el riesgo de existan incorrecciones no detectadas ni corregidas, por el sistema de control interno de la entidad, en las afirmaciones sobre transacciones, saldos contables u otras revelaciones de información, y que están sean materiales ya sea individualmente o de forma agregada con otras incorrecciones.

Fraude (NIA 240.11): es “un acto intencionado realizado por una o más personas de la Dirección, los responsables del gobierno de la entidad, los empleados o terceros, que conlleve la utilización del engaño con el fin de conseguir una ventaja injusta o ilegal”.

Factores de riesgo de fraude: son hechos o circunstancias que indiquen la existencia de un incentivo o elemento de presión para cometer fraude o que proporcionen una oportunidad para cometerlo.

Referencias:
IFAC Norma Internacional de auditoría NIA 220, 240, 315.

Equipo Auditool

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s