Una necesidad galopante en épocas financieramente adversas

Estándar

Junio 28, 2016

Laura-De-Nobrega

Laura De Nóbrega (*).- Durante las últimas décadas del siglo pasado los modelos de negocio han ido evolucionando de forma acelerada hacia a adopción de nuevas tecnologías y la era de la globalización y, aunque sabemos que no son conceptos emergentes, la necesidad de no quedar rezagado es cada vez mayor en las organizaciones que quieren asegurar su permanencia en el mercado y mantener una ventaja competitiva sobre sus adversarios.

Esta marcada necesidad ha originado en las organizaciones, desde cambios en sus modelos operativos y de gestión de forma abrupta hasta incrementos exponenciales en su posición financiera, sin que se contemple la agilidad que posea su propio entorno organizacional para adaptarse a estos cambios. Este escenario aunado a debilidades importantes en el control interno, son ingredientes para una peligrosa fórmula del caos que arrojó sus primeros resultados en los escándalos financieros ocurridos en el año 2002 en EEUU que impactaron financieramente a accionistas, empleados, acreedores e inversionistas y crearon un ambiente de desconfianza en el público inversionista en el mercado bursátil americano regulado por la SEC – Securities and Exchange Commision -.

Ante la inminente crisis que esto generaría a nivel mundial, el Congreso de EEUU accionó un mecanismo de defensa a través del pronunciamiento de la Ley Sabarnes-Oxley (LSOX), el cual a través de sus dos ejes principales: la Sección 302 – Autoevaluación y opinión sobre la efectividad de su control interno – y la Sección 404 – Emisión de un dictamen sobre la efectividad del control interno por parte de los auditores como base para la generación de la información financiera de la misma entidad -, fueron el punto de partida del marco regulatorio para aquellas entidades adscritas a la SEC y sus auditores.

Pese a los esfuerzos que acopia la promulgada Ley SOX, para poder opinar sobre la efectividad del control interno fue inevitable aplicar un marco de referencia adicional, el cual bajo las circunstancias de ambiente de negocio que continuaron a estos escándalos financieros, COSO 1992 respondió las necesidades de control de la época.

Debido a la visión integral del ambiente de control interno y los beneficios arrojados en aquellas organizaciones que decidieron acogerse al marco, la aplicación de este marco de referencia fue cobrando mayor auge entre las empresas SEC y no SEC. Sin embargo, el marco fue quedando rezagado en cuanto a la realidad estructural de las organizaciones y fue menester actualizar su estructura a las nuevas tendencias, de allí se desprende el marco integrado de control “COSO 2013” el cual deroga la aplicabilidad del marco “COSO 1992”, cuya transición es obligatoria para aquellas empresas regidas por la SEC que hayan previamente adaptado su marco de control interno en esta metodología

COSO 2013, señala que el Control Interno está compuesto por 5 Componentes interrelacionados entre sí y que para que este sea efectivo, deben estar presentes y funcionando en la entidad de forma integrada, en pocas palabras, requiere que se haya considerado dentro del diagnóstico y evaluación del control interno todos los Principios que conforman cada uno de los Componentes.

COSO 2013, considera dentro de la Estructura de la Entidad a todas las áreas y procesos que intervienen en la cadena de valor de las organizaciones, desde un nivel macro hasta la mínima expresión de su estructura (a nivel de Entidad, División, Unidad Operativa y Función) a fin de satisfacer los tres objetivos principales de la organización: Operaciones (procesos y subprocesos), Informes (reportes financieros, no financieros e internos) y de Cumplimiento (tanto regulaciones gubernamentales como propias de la organización).

Adicionalmente, y no de forma menos importante, hace énfasis sobre la importancia del juicio de la gerencia al diseñar, implementar, administrar y evaluar un sistema de control interno.

Con el pasar de los años en Venezuela, hemos evidenciando una gran adopción de este marco de referencia por parte de las empresas Venezolanas, que van desde Pymes, empresas que forman parte de las grandes corporaciones que poseen participación en la SEC hasta empresas que no mantienen ningún tipo de participación en la SEC; todo esto debido a los beneficios que brinda COSO 2013, los cuales se resumen a continuación:

  • Facilita el desarrollo de un control eficaz y la evaluación de su eficacia.
  • Apoya la toma de decisiones en cuanto al diseño, implementación y realización del sistema de control interno.
  • Coordina esfuerzos para identificar y evaluar los riesgos implícitos en los múltiples objetivos de la empresa.
  • Consolida los conceptos y terminologías que describen el control interno en la empresa.

Beneficios Esperados:

  1. Mejora del Gobierno Corporativo, ya que establece las formas de actuación en todos los niveles de la organización, través de la fijación de objetivos claros y medibles, y de actividades de control.
  2. Uso extendido del reporte financiero, otorgando una seguridad razonable sobre la adecuada administración de los riesgos del negocio.
  3. Mejora la calidad de la evaluación de riesgos, ya que define las normas de conducta y actuación, funcionando como conductor del establecimiento del Sistema de Control Interno.
  4. Fortalecimiento de esfuerzos anti-fraude, a través del establecimiento de mecanismos de monitoreo formales para la resolución de desviaciones al funcionamiento del sistema de control interno.
  5. Adaptación de controles a cambios del negocio, ayudando a reducir sorpresas aportando confianza en el cumplimiento de los objetivos, provee retroalimentación del funcionamiento del negocio.
  6. Mayor aplicabilidad para modelos de negocios, ya que es un marco integrado que involucra a todas las áreas de la organización.

Punto de Vista EY:

  • Ayuda a incrementar la transparencia: La actualización fue necesaria, dados los cambios en los entornos económicos, regulatorios, operativos y del entorno de negocios, desde que el Marco original fue desarrollado. La estructura y rigor de este Marco, alrededor de los 17 principios y los puntos de foco, ayudan a establecer y mantener la transparencia y responsabilidad en los procesos de diseño e implementación de su sistema de control interno.
  • Fortalece el gobierno corporativo: El nuevo marco, favorece el fortalecimiento del gobierno corporativo y la supervisión sobre el sistema de control interno.

Referencias:

  1. Ley Sarbanes-Oxley, The Institute of Internal Auditors.
  2. Marco de Referencia COSO 2013, The Institute of Internal Auditors.
  3. Certificación de Control Interno COSO 2013, The Institute of Internal Auditors.


(*) Laura De Nóbrega es Gerente para el departamento de Advisory en Caracas, Venezuela. Ella es contador público colegiado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s