Ayer y hoy: cómo la tecnología está cambiando la auditoría

Estándar

Por: Beth Paul*

Al reflexionar sobre mi carrera de más de 20 años, me llama la atención cómo la profesión ha cambiado y cómo hoy en día se llevan a cabo auditorías muy diferentes debido a los avances en la tecnología.

No es de extrañar que el ritmo del cambio tecnológico se haya incrementado de manera dramática y que los desarrollos recientes impacten casi todos los aspectos de la forma en que vivimos nuestras vidas. Dado el gran alcance de los avances tecnológicos, tal vez no debería sorprenderme el cambio sustancial que ha operado en la profesión de la auditoría. Proporcionar una seguridad razonable sigue siendo la base de un dictamen de auditoría; esto no ha cambiado. Pero, cómo y dónde llevamos a cabo la auditoría es completamente otra historia.

Ayer y hoy

Teniendo en cuenta el estado actual de constante conectividad, es curioso pensar que cuando empecé, era común que los ordenadores se asignaran a cada equipo de trabajo, no a cada individuo. Sí, a menudo solo había un computador para compartir entre todo el equipo. No había correo electrónico, ni mensajería instantánea ni ficheros automatizados. Las máquinas de fax y correo ordinario eran las formas más comunes de la comunicación con los terceros. Y si usted no estaba dispuesto a llamar a la casa de alguien después de salir de la oficina, pues tenía que dejar un mensaje de voz que la otra persona escucharía al día siguiente.

Avancemos rápidamente hasta el presente. Hoy en día le será difícil encontrar a un profesional de auditoría con menos de dos dispositivos móviles. Los equipos de trabajo de PwC [1] emplean sofisticado software patentado para capturar, analizar, interpretar y documentar grandes cantidades de información. Es imperativo utilizarlo pues nuestros clientes generan más datos electrónicos que nunca. El gran volumen de datos, junto con los sistemas y transacciones complejas, exigió el desarrollo de nuevas herramientas. La clave para efectuar una auditoría eficaz y eficiente es asegurarse de maximizar el uso de estas herramientas para comprender, interpretar, evaluar y explorar las conexiones entre los datos. Siempre hemos evaluado ―y continuaremos haciéndolo― el cumplimiento de nuestros clientes de los GAAP [2], pero la manera en que alcanzamos este objetivo, sin duda, ha cambiado desde mis primeros días como un auditora.

Habilidades necesarias para el auditor de hoy

Como resultado de este cambio tecnológico, es importante que nuestros nuevos empleados tengan un arsenal de habilidades que difieren de las requeridas cuando me reclutaron. Aunque todavía esperamos que nuestros reclutas tengan una sólida formación en contabilidad y auditoría; otras habilidades, como pensamiento crítico y una aguda visión para los negocios, se han convertido en el sello distintivo de todo nuevo candidato exitoso ―mientras que en el pasado estas habilidades eran requeridas para auditores de nivel senior. También queremos reclutas con conocimientos en tecnología de la información y de análisis de datos. No es sorprendente, pues, que aproximadamente el 11% de los empleados que contratamos en el año fiscal 2015 tuvieran un título de STEM [3].

Cómo trabajamos hoy

Cuando empecé yo realizaba, es cierto, varias tareas que, tal vez, no maximizaban mi educación universitaria ―por ejemplo, gasté incontables horas confirmando balances bancarios. Hoy en día, hay docenas de ejemplos en los que hemos centralizado las tareas rutinarias para liberar a nuestros auditores junior para que puedan centrarse en tareas de nivel superior. Esto les permite a nuestros nuevos reclutas llevar a cabo un trabajo más desafiante.

Así como la tecnología ha transformado la forma en que realizamos la auditoría, ha cambiado también nuestra forma de trabajar. La tecnología nos permite comunicarnos más fácilmente con nuestros clientes y colegas sin tener que estar en la oficina. La capacidad de conectarse de forma remota a través de video conferencias, correo electrónico y teléfonos celulares nos da más flexibilidad.

Cuando empecé, nunca me imaginé la experiencia de auditoría que tenemos hoy. Así que sé que los próximos 20 años traerán cambios a la profesión que harán que los reclutas de este año miren hacia atrás, hacia la tecnología de hoy, de la misma manera en que yo miro hacia atrás, hacia las máquinas de fax.

 * Es la líder de pensamiento estratégico en el Grupo Nacional de Servicios Profesionales de PricewaterhouseCoopers LLP y trabaja determinando la posición de la empresa respecto a las nuevas tendencias en auditoría, contabilidad y asuntos de información financiera, incluidas las normas propuestas por el FASB, IASB, PCAOB y la SEC.

[1] PricewaterhouseCoopers LLP.

[2] Generally Accepted Accounting Principles. Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados en EE.UU.

[3] Science, Technology, Engineering and Mathematics. Ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

Tomado de: http://corporatecomplianceinsights.com

Blog: AUDITOOL

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s